jueves, 21 de febrero de 2013

El Agua en el Casco Histórico (29)




Ciudad Bolívar fue una de las primeras capitales venezolanas que dispuso de acueducto. El agua era bombeada con máquinas de vapor desde el Orinoco a un depósito en la cumbre del peñón angostureño, de donde bajaba por gravedad a domicilio.
Para 1884 Ciudad Bolívar, la capital angostureña, continuaba siendo sólo una colina de 40 metros recostada a la derecha del Orinoco con una población de 12.500 habitantes que carecía de los servicios públicos fundamentales, no obstante la importancia urbana de su comercio y edificaciones de mampostería, con azoteas y grandes ventanales.
  El servicio de agua, el más importante, lo cubrían los aguadores a través de mulos y burras que subían a domicilio con su carga de agua desde los manantiales cercanos, entre ellos el de Las Tinas.
Pero ese año de 1884 los bolivarenses experimentaron un cambio con la novedad del acueducto, el cual había comenzado a ser una realidad desde 1881 que la Municipalidad, presidida por don Hilario Machado, acordó la ejecución de la obra, entonces presupuestada en 160 mil bolívares y para cuyo efecto había designado una Junta de Acueducto, presidida por Miguel Aristeguieta.
            Entre tanto se había decidido la ejecución del proyecto del nuevo Acueducto, el cual vino a hacerse realidad en 1943 en manos de la contratista Raymond Pile Concrete Co. En junio se probó la bomba de la Estación principal situada en La Toma. De aquí se bombeaba el agua hasta el estanque del cerro El Vigía, de donde era rebombeada a la Caja de Agua, frente al Capitolio.
            En 1945 el Acueducto pasó a ser administrado directamente por el Instituto Nacional de Obras Sanitarias y así se mantuvo hasta fines de la década del ochenta cuando fue absorbido por la CVG.
Mientras estuvo bajo la administración del INOS, sus instalaciones fueron mejoradas e incrementada su capacidad hasta 650 litros por segundo con una Planta de Tratamiento construida en Perro Seco y desde la cual se bombeaba  el agua a los sectores: Centro-Este, Vista Hermosa, La Sabanita y El Perú. Esta planta se alimenta desde la Torre Toma y Dos Balsas, aguas arriba de las bocas del San Rafael.
            Como para 1980 la población de Ciudad Bolívar había aumentado considerablemente, hubo que construir una segunda Planta de Tratamiento con capacidad de 600 litros por segundo. Para ello se buscó otra fuente que no fuera el Orinoco debido a la creciente contaminación del río. Se construyó en el lago de la Represa de Guri. Desde ella y a través de sus 77 kilómetros de tubería de 54 pulgadas, las aguas por gravedad llegan a Ciudad Bolívar por el lado noreste, en terrenos de la V División de Selva, de donde se surten los sectores de Vista Hermosa, La Sabanita, El Perú, Agua Salada  y otros sectores que hasta entonces constituían una carga insoportable para el viejo acueducto de Ciudad Bolívar que ahora quedaba limitado al Casco Histórico y Este de la ciudad. Ambas plantas administradas directamente por la CVG  hasta hace poco que pasó a manos de Hidrobolivar, pero con muchas fallas traducidas en constantes interrupciones que suelen cesar con una líquida sorpresa turbia.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada