viernes, 22 de febrero de 2013

Proyectos para revitalizar Casco Histórico (XIX)



Veintiún proyectos de intervención fueron propuestos y acogidos por el Gobierno Regional a  solicitud del equipo técnico español-venezolano con la intención de ir revitalizando progresivamente el casco histórico de la ciudad.
El presidente de la junta Nacional Protectora y Conservadora del Patrimonio Histórico y Artístico de la Nación, doctor Rafael Armando Rojas, quien a su vez era comisionado de la Presidencia de la Republica, informó al Gobierno Nacional sobre las bondades del estudio y este  autorizó plenamente al Gobernador para que se hiciera todo  cuanto valiera la recuperación gradual del casco histórico angostureño. De manera que el Gobernador Rene Silva Idrogo instruyó al ingeniero Aziz Rassi, director de Obra Publicas, para que cuanto antes arrancara por lo menos con dos de los proyectos, asesorado por el  Instituto de Cooperación Iberoamericana cuyo presidente el doctor Luís Yañez estuvo a principios de año en la ciudad auscultando con asombro el paisaje físico de la capital bolivarense.
            Para comenzar se escogió el Mirador (16 mil metros cuadrados), previa revalorización de sus elementos naturales  El proyecto de intervención del Mirador, destacó en su análisis pormenorizado  de que se trataba de una importante área de sombra, arbolada hacia el Este, coincidente precisamente con la zona de brisa del Río que sopla siempre Norte-Este; una punta rocosa que avanza hacia el río entonces  invadida por un Cafetín-Restaurante de una tipología de materiales absolutamente desastrosos, desubicados, degradantes, y una zona rellenada donde están los Juegos Mecánicos.
            El Mirador Angostura, punta pedregosa del  Orinoco donde los colonizadores erigieron bis a bis con la Batería San Rafael en Soledad, el Fuerte San Gabriel que controlaba el paso del río, es uno de los puntos socialmente neurálgicos de la Ciudad.
            Además del Fuerte, estuvieron allí la  bomba de succión del acueducto cuando este funcionaba con máquinas de vapor; el pintoresco y bullicioso Mercado Municipal  demolido durante la gestión del Gobernador Eudoro Sánchez Lanz para dar lugar en las afueras de la ciudad a los llamados Mercados Periféricos y finalmente un bar- restaurante.
La Oficina Técnica transformó la zona del Mirador en un Parque de tres áreas  diferentes, pero interrelacionadas en el uso y correlativas entre si. Se creó una zona de sombras y el motor del diseño, lo constituyó el propio suelo del lugar que es el que aglutina todos los elementos de diseño, sube, baja, desciende, se dobla, se mueve abrazando todas las áreas. Se dio también que el suelo es móvil y rocoso como sus alrededores y se impuso la idea de recuperar un poco la textura de esas rocas. El área arbolada se convirtió en estación de descanso con una serie de bancos circulares en torno a los árboles, y un gran circulo que hace el propio suelo. De espaldas y conectada con ella un Anfiteatro con tres gradas que descienden y  abierto hacia ese gran escenario natural que es el río. Y estas dos áreas se complementan con una zona de Restaurante, Cafetín en una edificación en la punta estilo de kiosco de jardín recuperando un poco la tipología de las celosías, columnas y demás elementos caracterices del Paseo Orinoco.
            El Mirador Angostura, donde por error de concepción predomina la Piedra, piedra extraída de las canteras del Miamo, sigue siendo  por fuerza del paisaje y el río, un sitio de atracción popular muy mal servido. El Gobierno Regional, su administrador a través de una concesión, no ha sabido aprovechar la importancia paisajística y social de ese Parque a la orilla de nuestro gran río, el que sólo parece tener vida durante la pesca temporal de la Sapoara


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada